Pa’ adelante y pa’ arriba: el espíritu de nuestro Taller GOAL en América Latina

The Executive Director of the Crop Trust dedicated her last “Marie’s Corner” post to highlighting our most recent Genebank Operations and Advanced Learning (GOAL) workshop. For our Spanish-speaking collaborators and audiences, we’ve translated it to Español (below). You can also read the original post here.

“Calidad. ¿Qué te viene a la mente cuando escuchas esta palabra?”, preguntó recientemente Janny van Beem, Especialista en Gestión de Calidad del Crop Trust, en nuestro taller de Operaciones de Bancos de Germoplasma y Aprendizaje Avanzado (GOAL), en Costa Rica.

Eficiencia, distinción, valor, confiabilidad. Esas fueron algunas de las respuestas que vocearon los participantes, que representaban bancos de germoplasma de 12 países latinoamericanos. Y me alegra mucho escuchar que el taller inició con energía contagiosa.

Teniendo en cuenta que estas discusiones comenzaron un lunes por la mañana, incluso antes de que los participantes tomaran su café, el número de respuestas y la pronta entrega de éstas marcaron la pauta para el resto de la semana: esta sería una reunión colaborativa y participativa de profesionales comprometidos.

“Todas sus respuestas son válidas “, dijo Janny. Y después de una breve pausa, agregó: “Cuando yo pienso en la calidad, pienso en la excelencia”.

 

En un banco de germoplasma, la excelencia debe ser la fuerza impulsora detrás de cada operación, no importa el tamaño de la colección o los recursos disponibles. No hay concesiones.

La excelencia asegura a los usuarios y al personal de un banco de germoplasma que la colección de material conservado es viable, que está disponible y que es fiel a su tipo (es decir, que la variedad X es en realidad lo que dicen que es). Esta es la razón de ser de un banco de germoplasma: conservar la diversidad de los cultivos y ponerla a disposición de los demás. Y nuestros talleres GOAL ayudan al personal de estos bancos de varias maneras. En resumen, brindan la oportunidad de (1) analizar detenidamente las actividades de un banco, (2) identificar cómo y dónde puede desempeñar un papel la gestión de la calidad; e (3) implementar un plan para ayudarlos a alcanzar la excelencia.

“¿Cuál es la diferencia entre control de calidad y garantía de la calidad?”

La primera es una acción específica que verifica si una actividad se ha llevado a cabo correctamente. Es reactiva. La segunda es un proceso que mantiene el nivel deseado de calidad, prestando atención a los aspectos clave de las operaciones de un banco de germoplasma. Es proactiva y se basa en medidas preventivas.

¿Tienen todos los bancos de germoplasma control de calidad? Sí. Puede que no lo llamen control de calidad, pero está ahí. ‘¿Comprobamos la documentación de un envío de semillas? ¿Revisamos la temperatura de las salas de almacenamiento?’ Estos tipos de control de calidad se realizan a diario en cada banco de germoplasma, como una forma de verificar y mantener un nivel deseado de calidad.

Un sistema de gestión de la calidad (SGC) cubre de manera transversal todas las actividades de un banco de germoplasma – desde la adquisición de nuevos materiales hasta la distribución de muestras a fitomejoradores y/o agricultores. El SGC permite a los bancos de germoplasma proporcionar evidencia de cuán eficientes y efectivas son sus actividades de conservación, y asegura que se implementen las normas y regulaciones de la FAO, el Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (TIRFAA) y la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF). Además, permite que los bancos de germoplasma monitoreen cómo han mejorado a lo largo del tiempo.

Janny usa la metáfora de una “escalera” para implementar un plan de mejora en un banco de germoplasma. Avanzas, haces cambios factibles, mejoras, y avances nuevamente. Y lo haces una y otra vez. Hacia adelante y hacia arriba. El progreso viene a través de una serie de pequeños pasos que eventualmente conducen a un estándar de mayor calidad.

Las limitaciones financieras o la incertidumbre pueden restringir lo que puede hacer un banco de germoplasma. Esta es la dura realidad que enfrentan todos los bancos de germoplasma. Algunas veces — la mayoría de las veces, diría — deben trabajar con sus limitaciones y maximizar su capacidad de adoptar una gestión de calidad en todo lo que hacen. Y aquí me gustaría destacar algo que Janny menciona a menudo:

“No importa dónde estés en esta escalera; siempre habrá una serie de pasos detrás y frente a ti. La pregunta que un banco de germoplasma debe responder es: ¿cómo doy yo el siguiente paso en mi evolución para cumplir con mi misión?

Después de discutir los aspectos clave de la gestión de calidad cuando se aplican a los bancos de germoplasma, los participantes del taller se adentraron de lleno en la temática de SGC, aprendiendo cómo desarrollar planes de mejora, estándares y políticas de conservación, y manuales y procedimientos operativos. Otro tema fue la evaluación y mitigación de riesgos. Dada la naturaleza de las operaciones en un banco de germoplasma, este tema fue particularmente apreciado. Y hubo mucho más, la semana estuvo repleta de presentaciones.

La calidad y los sistemas de información van de la mano. Los sistemas de información permiten a los bancos de germoplasma rastrear y proporcionar la evidencia que necesitan para demostrar que están haciendo todo lo posible para cumplir su misión. Responsabilidad, exactitud, minimizar errores: esto es posible gracias a la amplia gama de herramientas que se encuentran en un sistema de información completo. Es por esto que nuestros talleres GOAL abordan este tema, que a menudo es pasado por alto en los esfuerzos de conservación.

Nuestros talleres GOAL están diseñados para servir las necesidades específicas de los participantes. En este caso, significaba ofrecer todas las presentaciones en español; y traer expertos en temas específicos para compartir sus conocimientos.

Ahora, quiero elogiar el maravilloso trabajo realizado por tres miembros del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), quienes compartieron lo que ellos aprendieron (en el taller inicial GOAL 2015 que realizamos con los bancos de germoplasma del CGIAR) y han aplicado en sus respectivas esferas de actividades – incluyendo la calidad en la conservación in vitro, la sanidad vegetal y los requisitos reglamentarios, y el uso de tecnologías de la información en las operaciones de un banco de germoplasma.

También me gustaría agradecer a nuestros colegas del INIAF (Bolivia), INIFAP (México) y la Secretaría del TIRFAA (FAO), quienes también aportaron su conocimiento en esta reunión regional. Adicionalmente: una mención especial para nuestros colegas del CATIE (Costa Rica), quienes dieron la bienvenida a los participantes a su campus, su banco de germoplasma y sus colecciones de café y cacao; así como al Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), anfitrión del taller en San José, Costa Rica. Esta es la primera vez que colaboramos con el IICA, y dado nuestro interés común en apoyar los esfuerzos de conservación en todo el continente americano, estamos seguros de que no será el último.

Este taller de cinco días reunió a 28 miembros del personal de bancos de germoplasma de todas las Américas. Para nosotros, es un hito, un gran logro en la región, que no hubiera sido posible sin el generoso apoyo financiero brindado por el gobierno noruego, a través de nuestro Proyecto CWR.

El taller da seguimiento a dos actividades muy específicas pero cruciales que, igualmente financiadas por el Proyecto CWR, hemos llevado a cabo en el continente americano (y más allá del mismo).

  • Comenzando en 2014, hemos evaluado los sistemas de información de nueve programas nacionales de bancos de germoplasma en América Latina (de un total de 33 a nivel mundial). Los informes proporcionados a cada banco incluyeron recomendaciones sobre cómo fortalecer sus actividades e infraestructura de base de datos. Esto ha llevado a muchos a abordar y mejorar sus esfuerzos de informática; en algunos casos, incluidos Bolivia y Chile, hemos visto la adopción de GRIN-Global, un sistema de documentación de bancos de germoplasma de acceso abierto. Y todo apunta a que Uruguay, Guatemala y Ecuador se unan a ellos pronto.
  • Después de las evaluaciones, hemos ayudado puntualmente a varios bancos nacionales a abordar algunas de esas limitaciones. A la fecha, hemos trabajado con Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Perú y Uruguay.

Al ayudar a construir un sistema global para la conservación ex situ, el Crop Trust está redoblando sus esfuerzos para fortalecer nuestras alianzas estratégicas con las numerosas instituciones nacionales que albergan y comparten la diversidad de cultivos que ayudará a los agricultores a alimentar un mundo en crecimiento. Este taller GOAL es un ejemplo de nuestro compromiso con ellos, como lo es con los nietos de nuestros nietos, quienes necesitarán esta diversidad para prosperar en un mundo que hoy por hoy no podemos comenzar a imaginar.

Para concluir, y en base a los comentarios iniciales de los participantes y presentadores del taller, puedo decir con certeza que este taller GOAL ha fortalecido la comunidad de bancos de germoplasma en el continente americano. Y además de los conocimientos adquiridos y las experiencias compartidas, los participantes han regresado a sus países y a sus bancos de germoplasma con un Rolodex digital lleno de contactos de colegas que comparten una pasión por lo que hacen, enfrentan desafíos similares y están ansiosos por ascender al siguiente escalón en esa escalera de su proceso de implementación de la calidad. Y nosotros en el Crop Trust estaremos allí, ayudándoles a avanzar, hacia adelante y hacia arriba.

Saludos desde Bonn,

Marie